Informe del Presidente sobre las actividades en curso:

3.1. Ultimos desarrollos y la actitud de la Comisión Europea (DG de Competencia) en relación con nuestro caso, y en particular respecto a las restricciones en la distribución de fornituras por parte de la industria relojera suiza.

El Presidente comenta que la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea es  consciente de que existe una fuerte predominancia de las marcas en el ámbito del Servicio Técnico. Estas  disfrutan de una posición dominante que les permite forzar acuerdos y restringir la libertad de acción de los distintos SAT. Aunque la DG de Competencia conoce la situación del mercado, insiste en que por el momento no quiere tomar acciones legales contra las marcas  y que todavía debe de seguir estudiando el mercado para comprobar si realmente las marcas están en una posición de monopolio, lo cual es contrario a las regulaciones de libre competencia de la Union Europea.

El Presidente comenta que los avances obtenidos tras 10 años de gestiones con la Comisión Europea son escasos e insuficientes, máxime teniendo en cuanta la dura crisis económica y la situación de urgencia en la que se encuentran numerosos SAT, en particular los de menor envergadura.

Propone que el CEAHR dirija una carta de apremio a la DG de Competencia de la Comisión Europea para forzar a esta a tomar una decisión. El procediendo de apremio es una herramienta legal mediante la cual se le otorga a la DG de Competencia un plazo máximo de 2 meses para tomar una decisión y comunicarla al CEAHR. Si esta no respondiese en el plazo legal establecido el CEAHR es libre entonces de tomar las acciones legales que estime oportunas, pudiendo incluso  apelar a la intervención del Tribunal de la Competencia de Luxemburgo.

EL presidente interviene para comentar que desconoce si grupos como Richemont o marcas del nivel de Patek Philippe aceptarían que sus relojes fuesen reparados en servicios técnicos que tuviesen la certificación de calidad del GRUPO SWATCH. La delegación alemana comenta que en su país si que han aceptado el nivel mínimo que establece el SWATCH GROUP pero que exigen que los relojeros sigan cursos de formación específicos de sus marcas (cursos que la mayoría de las veces tienen un contenido mas orientado a informarles sobre las políticas y filosofía de las marcas que a darles formación técnica).

Llegado este punto el Presidente toma la palabra para insistir en su propuesta de primero forzar a la Comisión Europea a tomar una decisión, y una vez tengamos conocimiento de esta decisión entonces se podrán valorar otras opciones, como la de establecer acuerdos directamente con las marcas. Subraya que es fundamental conseguir que las marcas vuelvan a proveer de fornituras a los distintos servicios técnicos, aunque de momento solo sea para los modelos anteriores al año 2002.

La delegación española, subraya la importancia que tiene para el consumidor final la existencia de un mercado de reparaciones en el que el cliente pueda escoger libremente a que taller llevar su reloj a reparar. La delegación Italiana apoya la intervención española y insiste a su vez en la importancia para el sector de defender la libre elección de los consumidores.

Extracto recogido del acta definitivo de la asamblea en Bruselas del día 12 junio del 2013