En esta ocasión vamos a tener una conversación con Jordán Taller de Relojes, un laboratorio acreditado de ANPRE.

¿Cómo surgió vuestro negocio?

Después de estar trabajando en varios servicios técnicos de relojería, dónde estuve formándome, pues, vimos la oportunidad de emprender una nueva andadura. Y también meter las horas, pero que sean para nosotros.

¿cuáles son los orígenes?

Nuestros orígenes son de coger experiencia en otros talleres y también de origen familiar. Tanto mi abuelo, mis tíos y mi madre, tenían una tienda que era un taller de joyería y relojería. Lo que pasa que eran más joyeros. Yo escogí la rama de la relojería que me gustaba más.

¿Quién está al mando de tu taller de relojería?

Mi mujer y yo gestionamos el taller de relojería.

¿Qué tipo de relojería reparáis?

Pues de todo tipo y que se pueda acceder a repuestos como pasa habitualmente. Pero reparamos tanto relojería gruesa, relojes de pulsera, relojes  de cuerda, manual o de pila.

Sois un laboratorio acreditado ANPRE, ¿qué nivel de certificación tenéis?

Tenemos el nivel 3 del grupo Swatch y Hamilton. Esto me permite tanto pedir fornituras como piezas. Tanto exteriores como interiores de maquinaria. En este caso del grupo Swatch o de marcas que vendo yo también.

Las otras marcas que pido repuestos no tengo que certificarme.

¿Qué significa para un cliente ser un laboratorio certificado?

Da una calidad,  seriedad y profesionalidad. Al cliente le da una seguridad pues a la hora que se informa por medios que están muy al día como internet, da más seguridad a la hora de ir a reparar un reloj. Especialmente cuando ya es un reloj de gama media-alta.

¿Cuál es el destrozo más grande que hayáis reparado?

Pues casi siempre cuando un reloj lo han metido en el agua del mar, que se come todo. Viene destrozado, corroído de la sal. Hay que desmontar y cambiar medio reloj.

¿Cuál es la “excusa más habitual en los clientes cuando os traen un reloj averiado?

Suelo tener 2 excusa muy habituales: “No lo he mojado” y viene el reloj lleno de agua o bien “el reloj funcionaba perfectamente pero se para.”

¿Qué red social empleas habitualmente?

La red social que utilizamos es Facebook

¿Qué estrategias de promoción realizáis?

Sobre todo es con Facebook. La ventaja que tenemos nosotros respecto a la tienda es que un taller fideliza mucho al cliente. Con lo cuál luego para la tienda, ahora que llevamos un tiempo, nos ayuda a la hora de vender.

El taller es el que nos ayuda a la promoción de la tienda. Lo que faltan son reparadores de relojes. Con lo cuál una vez que has fidelizado reparando y consiguiendo cartera de clientes, te ayuda a vender que es un complemento para nosotros.

¿Cuál es la anécdota más simpática qué habéis tenido?

En esta tienda llevamos poco tiempo. Pero si que me paso una de llegar un reloj. Por suerte lo abrí delante del cliente y no llevaba máquina. Estaban las agujas puestas en los ejes y no llevaba máquina.
Me explicó el cliente que lo había comprado en un avión. Y le dije que no tienen porque haberle engañado. Le habían vendido una maqueta, como hay móviles u otro tipo de aparatos..