Bien es sabido que todo cuesta trabajo, y “querer es poder” y poco a poco van llegando las recompensas .Lo que empieza con la ilusión y el esfuerzo de unos pocos relojeros reparadores en España, empieza a tener ya repercusión tanto a nivel nacional por el alto número de socios que la forman, como a nivel europeo.

La asociación nacional de profesionales relojeros reparadores ANPRE presidida por don. Manel Alabart y la asociación europea de relojeros reparadores CEAHR presidida por don Michael Van Gompen llegan a un acuerdo de cooperación y unifican sus logros y esfuerzos creando un vínculo de cooperación entre ANPRE y las demás asociaciones del territorio europeo.

Ya que los problemas y dificultades de los relojeros reparadores independientes en España, son los mismos a los que se enfrentan los demás relojeros y asociaciones del resto de Europa, este vinculo refuerza  todo aquello por lo que llevamos luchando durante tantos años, que las principales empresas Suizas fabricantes de relojes, rompan de una vez el “supuesto” monopolio al que nos tienen sometidos, en la venta de recambios para la reparación de sus relojes. El justo reconocimiento de nuestra profesión, nuestro buen trabajo, y principalmente que la unión de asociaciones enriquece individualmente a cada uno de los miembros. Tal vez sea el momento de que las grandes empresas suizas se replanteen su actitud.