Es hora de que conozcas con profundidad las diferencias entre relojes automáticos y de cuarzo. Por ello con este post podemos ver tanto sus cualidades y desigualdad de ambos relojes para elegir uno u otro.

Cuando buscamos un reloj para comprarnos es importante saber de primera mano qué características son primordiales para nosotros, ya que al fin y al cabo será tu acompañante en el día a día y con el que te tienes que sentir cómodo y aparte conocer los requisitos de tu reloj para que sea ideal para ti.

Relojes de cuarzo vs Relojes automáticos: diferencias y características.

Por ello, para que no hagas una mala elección, vamos a explicarte a continuación las características principales y así las diferencias entre relojes automáticos y de cuarzo, así como sus ventajas e inconvenientes. Atento que te lo explicamos.

Relojes de cuarzo con movimiento

El reloj de cuarzo supone el 90% de los relojes que existen en el mercado. Su mecanismo está basado en un cristal de cuarzo que vibra unas 33 veces por segundo al recibir una corriente eléctrica externa generada por la pila. Las vibraciones se convierten en impulsos gracias a un chip que al llegar al motor, son los responsables del movimiento  de las manecillas del reloj.

relojes de cuarzo

Ventajas de los relojes de cuarzo

  • Tienen mayor precisión que los relojes automáticos.
  • A diferencia de los relojes automáticos no es necesario ajustar el reloj cada vez que la reserva de marcha se agote.
  • Suelen ser más baratos que los relojes automáticos.
  • En cuanto a diseño, tiene un peso inferior, son más leves y finos debido a su mecanismo interno.

Inconvenientes de los relojes de cuarzo

  • Su batería suele ser de duración de un año, requiere el cambio de la pila cuando esta se agota.
  • Si vas a dejar de usar una temporada el reloj, es necesario retirar la pila ya que puede causar daños al reloj.
  • Son más contaminantes debido a su batería.
  • Las reparaciones son más complejas una vez que se agoten los recambios.

Mantenimiento y reparación de los relojes de cuarzo

Realizarle un correcto mantenimiento al reloj de cuarzo es de vital importancia debido a que como toda maquinaria, el mecanismo del reloj puede fallar. La pérdida o descolocación de una pieza puede impedir el correcto funcionamiento de esa pieza u otras piezas. Además algunos relojes de cuarzo, si lleva años sin usarse o parados hace que tengan los engranajes resecos y deben lubricarse para que funcionen de nuevo. Por ello, desde ANPRE siempre recomendamos realizar una revisión de vuestros relojes una vez al año.

Relojes mecánicos con movimiento

Los relojes automáticos suponen el 10% restante de los que existen en el mercado. Dentro de esta categoría, podemos diferenciar entre relojes manuales y automáticos.

relojes automáticos

Los relojes manuales se caracterizan por la necesidad de apretar la cuerda cada unas 40 horas por parte del propietario, mediante el giro de la corona del reloj. Este giro tiene un límite o tope para que no se rompa esa cuerda.

En cambio, la principal característica del reloj automático es que por sí solo es capaz de darse cuerda a sí mismo gracias al movimiento del brazo del usuario. ¿Cómo se explica esto? Es fácil, se debe al rotor que con el movimiento de la muñeca o brazo, gira alrededor de un pivote, actuando de esta forma sobre el mecanismo de carga del muelle.

Cada marca realiza sus propios calibres que son los que permiten la transmisión de energía para convertirla en impulsos capaces de mover las manecillas con la máxima precisión.

Ventajas de los relojes automáticos

  • Puedes usarlo durante toda tu vida, ya que aunque no haya recambio ya de ese artículo, siempre podrá ser reparado por un relojero sustituyendo las piezas estropeadas.
  • Nada contaminantes, ya que no necesitan pilas.
  • Si se deja de usar durante un tiempo, no corre el riesgo de deteriorarse por que el sulfato de las pilas.
  • Como hemos comentado antes, no hay que preocuparse por la carga del reloj.

Inconvenientes de los relojes automáticos

  • Necesitan mayor mantenimiento que los relojes de cuarzo.
  • Son menos precisos, ya que un trabajo artesanal siempre tendrá mayor precisión que el uso de un chip.
  • Por la complejidad de su elaboración y la calidad de los materiales, el precio es más elevado que el de los relojes de cuarzo.
  • Su peso también es mayor debido a la gran cantidad de piezas de metal, además de sumarle el peso de la correa.

Mantenimiento y reparación de los relojes de automáticos

Como hemos dicho anteriormente los relojes automáticos necesitan de un mantenimiento mucho más frecuente que los relojes de cuarzo. Se realizaría un análisis previo, desmontaje de las piezas, limpieza de estas, sustitución de las defectuosas, lubricación y ajuste del engranaje, entre otros procesos.

La realidad es que no es cuestión de decantarse rotundamente por uno u otro, ya que dependerá de razones personales y preferencias. Nuestra única recomendación es que si busca algo más ligero y sencillo, es probable que se decante por un reloj de cuarzo pero si busca un reloj para toda la vida de mecanismos más complejos seguramente acabe haciéndose con un reloj automático.