Problemas más comunes en relojes

problemas más comunes en relojes

Es común sufrir incidentes con nuestros relojes, la mejor forma de evitarlos es hacer un correcto mantenimiento, según nuestro modelo, características, etc.. Aún así a veces es inevitable que se produzcan dichas averías, influyendo en el correcto funcionamiento del mecanismo.

Resulta que si eres relojero llegan a tus manos cientos por no decir miles relojes a tu negocio. A veces las reparaciones son naturales por mal uso, mal funcionamiento, alguna pieza que se estropea. Sin embargo, a veces te encuentras verdaderas barbaridades. Muchos asociados nos envían imágenes de situaciones que parecen grotescas.

El problema es el de siempre. El cliente se gasta un dineral en un reloj y lo lleva a reparar al primer sitio que tiene en mente. Como ejemplo puede ser el sitio donde lo compró, el relojero jubilado que hace chapucillas o la tienda del barrio que arregla de todo. Sin embargo, el oficio de relojero hace miles de años que existe.

Si eres cliente de una relojería, antes de hacer nada con tu reloj, aquí tienes una lista de relojeros asociados a ANPRE. Estos relojeros pasan certificaciones y auditoria de sus talleres a nivel de marca. Estas cosas que verás a continuación son más comunes de lo habitual.

Incidencias sobre los relojes más frecuentes

¿Por qué se para mi reloj?

Éste es uno de los problemas en relojes más comunes. El principal motivo por el cuál se para un reloj es debido a que la pila ha empezado a gastarse y está dando fallos a la hora de indicar la hora. Aunque nuestro reloj funcione sin ningún inconveniente se recomienda cambiar la pila cada 2 años para evitar estas situaciones.

También es muy común que se deba a un fallo en la maquinaria. Aunque llevemos a cabo un mantenimiento minucioso de nuestro reloj este sigue siendo una máquina compuesta por multitud de piezas que pueden desgastarse, ensuciarse o desengrasarse con el paso del tiempo. Estos factores en relojes junto con los golpes, caídas, arañazos y otros problemas, de nuestro día a día, pueden dañar las piezas del reloj.

problemas más comunes en relojes

Se atrasa el reloj sólo, ¿por qué?

Uno de los problemas más comunes en relojes es que se retrase la hora sin motivo alguno. En primer lugar, recordar que un reloj de cuarzo muy antiguo, puede llegar a retrasarse alrededor de unos 10 segundos al mes, pero estas pequeñas variaciones no deben notarse apenas. Son situaciones excepcionales, normalmente no deben fallar este tipo de fallos en el reloj.

Sin embargo, si notas que se atrasa más de lo normal o, por el contrario, se adelanta suele ser por un mal uso del mismo o un problema en el mecanismo, muchas veces a consecuencia de que con el uso dañamos la maquinaria. La maquinaria puede dañarse por distintos motivos como temperaturas demasiado elevadas, golpes o contacto con el agua.

En el caso de que tu reloj entre en contacto con sustancias líquidas y no esté preparado para ello hay formas de arreglar un reloj mojado.

¿Por qué se araña el cristal del reloj a menudo?

Es sólo cuestión de tiempo que aunque tomes precauciones para no estropear el cristal o correa muestre algún arañazo. Para evitar estropearlo lo mejor es, prescindir del reloj durante actividades que podrían causarle algún daño como barranquismo o actividades en las que estemos expuestos a golpes o caídas.

El uso de joyas junto al reloj pueden hacer que, debido al roce, se produzcan arañazos o marcas, por lo que se recomienda no llevar ambas cosas en la misma muñeca.

Sobretodo, ten cuidado al quitarlo o ponerlo para que no resbale y caiga, ya que los golpes son más agresivos y podrías, no solo rayarlo, sino fracturarlo.

Consejos de mantenimiento para evitar problemas comunes en relojes

Para evitar las principales averías en relojes, es necesario mantener un cuidado continuado que permita protegerlos.

A continuación presentamos algunos consejos sobre el mantenimiento del reloj:

  • La suciedad puede incrustarse en el reloj y afectar a su funcionamiento, limpiar con un cepillo de dientes y agua puede evitar que consiga entrar y afectar al mecanismo del mismo.
  • Aunque muchos relojes están capacitados para ser sumergidos en agua, la continua exposición al agua salada puede corroer parte de la maquinaria, por lo que es recomendable aclararlo posteriormente con agua dulce.
  • Evita exponer el reloj a situaciones donde pueda recibir impactos, ya que los golpes son los causantes de los problemas más comunes en relojes.
  • Evade los cambios de temperatura extremos y las temperaturas excesivamente frías.

Esperamos que con estos consejos tus relojes puedan acompañarte por un periodo prolongado sin causar ningún problema, aún así, como ya hemos comentado los relojes son máquinas que pueden presentar fallos. Ante un problema desde ANPRE siempre recomendamos llevar tu reloj a uno de los laboratorios relojeros acreditados por la asociación, o en su defecto, a un relojero de confianza para que el resultado sea óptimo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…